Programa de compliance

El programa de Ethics and Compliance es uno de los componentes en la forma de hacer negocios de Lilly. Por ello, la compañía dispone de diversas políticas y normas sobre las interacciones éticas con sus socios externos. Para una mejor adaptación al contexto local, Lilly España, como el resto de las afiliadas en todos los países donde la compañía opera, replica esas políticas y procedimientos corporativos adaptándolos según aplique la legislación y regulación sectorial.

Dichos criterios se materializan en los siguientes documentos y principios:

  • La Guía de Gobierno corporativo, que determina los principios básicos bajo los cuales Eli Lilly and Company opera.
  • El Code of Business Conduct (Código de Conducta en los negocios) de Lilly establece unas directrices para asegurar un comportamiento adecuado en el desempeño profesional de los empleados. Está compuesto por:
    • ‘El Libro Rojo’: Amplio código de conducta legal y ética aplicable a todos los empleados a nivel mundial, incluyendo a la dirección.
    • y el Código de Conducta Ética para la gestión financiera de Lilly. Código complementario para el chief executive officer (Presidente mundial) y todos los gestores financieros.
  • Además, Lilly cuenta con un procedimiento de gobernanza dirigido a evitar conflictos de intereses en el máximo órgano de gobierno.

Todos los empleados reciben anualmente formación sobre el ‘Libro Rojo’. Asimismo, los empleados que mantienen relaciones con terceros reciben formación sobre ética en los negocios a través del Programa de Compliance, que incluye los más altos estándares de integridad para los empleados y en todas las actividades comerciales. También todos los empleados de Lilly España han recibido formación sobre ética en los negocios y políticas anticorrupción. 

Además de lo dispuesto en el programa de Compliance en lo referente a las actividades comerciales, existen diversos procedimientos internos que regulan estas actividades y otras relacionadas con la ética en los negocios como acciones y materiales utilizados en las relaciones públicas, aprobación de materiales promocionales o educativos, relaciones con asociaciones de pacientes, con proveedores etc.

 Desde el año 2009, el área de Compliance ha llevado a cabo las siguientes acciones:

Plan de Gestión de Riesgos y Programa de Monitorización, que incluye la monitorización trimestral de actividades de negocio, la revisión de los hallazgos y las potenciales desviaciones, así como la implantación de planes de acción correctivos y preventivos.

Proyecto de Transparencia:

  1. Puesta en marcha del Proceso de Notificación Institucional, en el que Lilly por su compromiso con la transparencia, comunicará a las instituciones cuando patrocine o contrate a sus profesionales sanitarios, de manera que ayude a eliminar cualquier potencial percepción de que Lilly pudiera ejercer algún tipo de influencia sobre los profesionales sanitarios en la toma de decisiones de atención a los pacientes.
  2. Comité de Donaciones y Ayudas. Lilly pone en marcha el Comité de Donaciones y Ayudas a través del cual se deben aprobar todas las solicitudes que se reciban. Éstas deben ir dirigidas a satisfacer necesidades sociales para mejorar los estándares médicos sobre enfermedades y cuidados relacionados con la salud, así como apoyo a programas que promocionen la salud y/o ayuden a aliviar consecuencias en casos de ayuda humanitaria, emergencias de salud o desastres naturales. Anualmente se reportan las donaciones y colaboraciones que se llevan a cabo con Organizaciones de Pacientes a EFPIA (European Federation of Pharmaceutical Industries and Associations).

Programa de Certificación Anticorrupción de terceras partes. El propósito de la certificación anticorrupción de las compañías o instituciones con las que colaboramos o trabajamos es determinar si éstas cumplen con las expectativas de Lilly con la normativa anticorrupción. Con ello nos aseguramos que trabajamos con otras compañías que comparten los mismos valores y principios éticos.

Implantación del Programa de Privacidad a fin de garantizar el cumplimiento de la normativa de protección de datos de carácter personal y profundizar en la cultura sobre seguridad física.

Proyecto de pagos a ponentes: Lilly ha revisado sus tarifas y se ha comparado con otras compañías del sector mediante un estudio de mercado. Tras ello, se ha establecido, unos honorarios orientados a las especialidades de los profesionales sanitarios y al nivel de experiencia del profesional con el objetivo de que dichas tarifas se encuentren alineadas con el mercado y no supongan ninguna incentivación para el profesional mádico contratado.

Compliance Line: en el marco de este programa existe un canal de denuncia por situaciones de conflictividad con los requisitos, procedimientos y políticas establecidas, lo que supone una línea de comunicación directa y confidencial. Este canal de denuncia, del que pueden hacer uso los empleados,  está también abierto a toda aquella persona que considere que en el desarrollo de nuestra actividad no hemos cumplido con la normativa, códigos de conducta o incluso no hemos estado a la altura de nuestros valores. Si quiere contactar con la Línea Ética de Lilly, aquí tiene más información.