diabetes portada post.jpg

Diabetes: dos enfermedades con el mismo nombre

Lilly España  | 8 de marzo de 2021

Tags |  salud, diabetes

Cuando se produce una diabetes, el cuerpo no es capaz de generar insulina o, aunque la genere, no puede aprovecharla eficazmente. Como consecuencia, la glucosa no llega a las células de forma adecuada y se acumula en la sangre. De esta manera se observan niveles de hiperglucemia (azúcar alto en sangre), que pueden determinarse con un análisis de sangre (hemoglobina glicada, HbA1c) que mide la media de los niveles de azúcar de los últimos meses o con una gota de sangre (glucemia capilar) que indica el nivel de azúcar en sangre que contiene en ese momento.

En condiciones de normalidad, la insulina y el glucagón producidos de manera natural por el páncreas se encuentran en continuo equilibrio para garantizar el buen funcionamiento del organismo.

Los niveles de glucosa varían constantemente a lo largo del día. El cuerpo necesita glucosa para funcionar correctamente, ya que es la principal fuente de energía, y procede de:

  • Los alimentos: durante la digestión, los azúcares ingeridos se transforman en
    glucosa.

  • Reservas internas del organismo: el hígado y los músculos conforman el repositorio de
    glucosa, en forma de glucógeno.

Así, la glucosa está siempre disponible para que el organismo la utilice y la convierta en energía. Y la insulina es la hormona que se ocupa de facilitar que la glucosa cumpla su función.

Sin embargo, esta no es la realidad de 463 millones(1) de personas en todo el mundo que se estima que tienen diabetes. Y aunque la enfermedad coincide en el nombre y en los principales signos (acumulación de azúcar en sangre) y síntomas (aumento de la orina o aumento de la sed), el origen de la diabetes tipo 1 es muy diferente de la causa de la diabetes tipo 2. Igualmente, la evolución de los dos tipos de enfermedades puede variar.


La diabetes tipo 1 es una enfermedad de origen autoinmune, donde el páncreas no es capaz de producir insulina. Generalmente es una enfermedad que se detecta en niños y adolescentes, aunque puede diagnosticarse en cualquier momento de la vida de una persona. Esta enfermedad se aparece de manera abrupta en la vida. 

La diabetes tipo 2, en cambio, es una enfermedad que se relaciona con el sedentarismo y la obesidad. Hasta la llegada del coronavirus a nuestras vidas, esta era la pandemia del siglo XXI. En el caso de la diabetes tipo 2, el páncreas sí produce insulina, pero las células del organismo han generado una resistencia a su eficacia, lo que hace que sea ineficaz, provocando una acumulación de la glucosa en la sangre. Con el tiempo, como resultado de que el organismo no utiliza la insulina que genera, el páncreas reduce paulatinamente esta producción.

La diabetes tipo 2 aparece de forma progresiva y de manera silenciosa, por lo que puede llevar muchos años de evolución hasta que un control médico lo diagnostica.

En ambos casos, una diabetes mal controlada es causa de múltiples complicaciones, la mayoría de las cuales suceden como consecuencia del exceso de azúcar sostenido en el tiempo.

Esa hiperglucemia daña todos los órganos y también al sistema nervioso. De este modo, puede producir ceguera, daño renal, complicaciones cardiovasculares (infartos, ictus), lesiones vasculares, que pueden ser el origen de las amputaciones de miembros… Ese cuadro tan negro que se identifica con la diabetes, en realidad, va asociado a un mal control de la enfermedad.

Por otra parte, también pueden producirse puntualmente cuadros de hipoglucemia (azúcar bajo en sangre), una de las complicaciones frecuentes de la diabetes, especialmente en aquellas personas en tratamiento con insulina o con algunos fármacos orales hipoglucemiantes. Estar informado para detectar a tiempo las hipoglucemias puede ayudar a prevenir situaciones graves.


Lilly colabora desde 1923 con investigadores y médicos para desarrollar medicamentos innovadores que mejoren la vida de las personas con diabetes de todo el mundo, así como con organizaciones de pacientes para mejorar el conocimiento y manejo de esta enfermedad. No te pierdas toda la información en www.diabetes.lilly.es

Bibliografía:

Organización Mundial de la Salud (OMS). https://www.who.int/topics/diabetes_mellitus/es/
Último acceso 4 de marzo de 2021

Fundacion SED. https://fundacion.sediabetes.org/index.php/preguntas-frecuentes/
Último acceso 4 de marzo de 2021

Referencias:

(1) Federación Internacional de la Diabetes (IDF). Atlas de la Diabetes https://diabetesatlas.org/en/resources/ Último acceso 4 de marzo de 2021